No quiero eyaculaciones jerárquicas

Este primer texto del año pretendía hacer un recorrido por lo vivido durante estos casi dos años de bloguera, pero decidí que mejor era saber a dónde quería llegar, qué temas quería tratar, bla bla bla y hasta ese intento se jodió. Me vino un recuerdo, les comento.

Nunca se me había ocurrido saber cómo tiene sexo mi abuela con su marido (porque es ella quien lo tiene). De esos temas tabú que cuando la cosquillita te salta se convierte en picazón. Lo más que pude hacer fue fantasear con un poema que decía más o menos así: “mi abuela posa desnuda delante de su no-se-qué pero está demasiado viejo para contemplarla”. Eso del sexo siempre fue la tecla que no se debía mencionar bajo ningún concepto, el “temita” del que las niñas no hablan. Tengo vagos recuerdos de mi niñez en una casa que era muy grande, o mejor dicho, de malitas condiciones pero con un cuarto grande. No sé si mi mamá se acordará del susto que se dio cuando por una ventana me asomé y quedé boquiabierta con el clin clan de la cama que sonaba porque mi papá eyaculaba (encima) de mi mamá. Y hasta me daba pena decirlo hace unos años: nombrar las cosas tal cual. Lo cierto es que vi a mis padres tener sexo (supongo que mi hermano menor también lo haya hecho). Luego me fui becada y se jodió eso de hacerme la dormida para sentir el clin clan que ustedes saben. Debería en este punto aclarar que tendría como 7 u 8 años y que los niños tienen necesidad de descubrirlo todo y que seguramente ya los hayan visto en el traqueteo.

Susana seguramente padezca de la espalda, no la recuerdo en otra posición.

El primer día de pre-universitario en el campo, cuando todavía en mi pueblo los muchachas/os la opción era irse para Nereida (aquel lugar en medio de la nada donde estudiábamos y a veces recogíamos naranjas) no se me despintan las nalgas de Susana de 12 grado que dormía a unas literas de mí con su novio. No recuerdo en que momento me aprendí los horarios de las visitas nocturnas de alero, el tiempo en que permanecía su novio (encima) eyaculando. Me aprendí unos cuantos detalles en todo ese proceso, luego se sumaron mis compañeras en ese jelengue y ya tenía cronómetros. Debo aclarar también que tendría más o menos 15 o 16 años y que mi único referente hasta ese momento había sido el clin clan de mis padres y la incipiente poesía a mi abuela. Pero seguramente no fui la única que todavía tiene las nalgas Susana como tatuaje en la memoria.

Ya en la universidad la “cosa” fue distinta. Aunque aquí el punto es que yo estoy hablando de la gente no de cómo empecé mi vida sexual (para eso tendremos tiempo). Yo creo que la gran mayoría tenía novios y novias, era una presión de tener que estar con alguien y sobre todo, todos los días. Motivo por el cuál mi cuarto era un desfile, conocí a la mitad de la Uni en mi cuarto (privilegiada yo). Todo tipo de posiciones, sobre todo arriba y no vamos a hablar del cronómetro (disparado siempre).

Mis compañeras, mis hermanas, mis mujeres… aunque eso de mi esté tan capitalista.

¿Cuándo me volví feminista? Creo hallar la respuesta de manera consciente en el momento que descubrí que casi siempre las mujeres están debajo y el tipo encima. Por cultura, placer, aprendizaje o lo que sea, mi abuela seguro en sus tiempos mozos estaba debajo, mi madre ya ustedes saben, Susana debajo, y todas las compañeras del cuarto siempre-debajo. Justo y solo por eso, me reinvento y hablo de sexo como hablo de béisbol y ya no es el “temita” del que las niñas no hablan. Soy feminista por tantas cosas, por tantas luchas que dejaron de ser mías y ahora son colectivas. Seguramente, salvando distancias y tiempos, estuvo mi espíritu en las campañas Ni Una Menos, Me too, Marcha de las Putas, Marea Verde, Un violador en tu camino, El Acoso te atrasa, tal vez. Lo cierto, es que seguiré en lo que venga porque no quiero eyaculaciones jerárquicas.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: